Menu
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram

El Instituto Danone impulsa SALUDHABLE para combatir la DRE en línea con la Declaración de Viena

27 diciembre, 2023 - Noticias
El Instituto Danone impulsa  SALUDHABLE para combatir la DRE en línea con la Declaración de Viena

Tras la celebración de la Semana Internacional de la DRE, bajo este marco, desde el Instituto Danone se presenta el programa SALUDHABLE. Como punto de partida para resaltar su importancia, el año pasado más de 75 organizaciones internacionales, entre las que se encuentran la SENPE (Sociedad Española de Nutrición Clínica y Metabólica) y el Foro Europeo de Pacientes, firmaron la Declaración de Viena, que establece una visión y unos principios compartidos para la aplicación del derecho humano a la atención nutricional para todos los pacientes con desnutrición relacionada con la enfermedad.

La DRE es una condición clínica que resulta de una ingesta inadecuada y/o falta de asimilación de nutrientes durante el desarrollo de la enfermedad aguda o crónica  tal y como explican desde el Instituto Danone, y que afecta a casi el 50% de los pacientes hospitalizados; sin embargo, es importante señalar que la mayoría de sus causas son evitables. En concreto, en España el 25% de los pacientes presentan riesgo de sufrir DRE, siendo superior la cifra en aquellos mayores de 70 años, donde asciende al 37%.

Según la Dra. Julia Álvarez, miembro del Instituto Danone, coordinadora del proyecto desde el Instituto Danone y Jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, la DRE vinculada a la presencia de inflamación se diferencia de otras causas de desnutrición como la que podemos encontrar relacionada con la pobreza, la hambruna o las catástrofes naturales”.

Además, incide en que “disponemos de evidencia científica que lo sitúa como un problema grave de salud que afecta a todos los niveles sociosanitarios. Además, la mayoría de las causas pueden ser evitables y sus consecuencias tienen un impacto negativo en la morbilidad y calidad de vida de los pacientes, aumenta la mortalidad y condiciona un aumento de costes sanitarios al sistema nacional de salud”.

Envejecimiento saludable

El programa SALUDHABLE hace especial hincapié en el envejecimiento saludable y, en este apartado, pone el foco en la concienciación de que el estilo de vida y la alimentación que las personas han tenido a lo largo de su vida se ven reflejados en su estado de salud en edades avanzadas; por ejemplo, una vida sedentaria y con sobrepeso podría traer consecuencias como la diabetes, la hipertensión o la movilidad reducida.

Sin embargo, haber cuidado la alimentación en edades tempranas no permite dejar de prestar atención en la vejez. La restricción de algunos alimentos por la aparición de enfermedades o los problemas de deglución, entre otros, pueden desembocar en una dieta desequilibrada o insuficiente que provoque desnutrición volviendo más vulnerable el sistema inmunitario, y aumentando el riesgo de infecciones, la fragilidad ósea y la debilidad muscular.

El Dr. Leocadio Rodríguez Mañas, miembro del Instituto Danone y director científico del CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable del ICIII, señaló que “hay que potenciar modelos de envejecimiento saludable en relación a la DRE. Es importante el ejercicio físico y evitar el sedentarismo, así como la alimentación saludable, puesto que sabemos que un mal estado nutricional contribuye al riesgo de fragilidad, hospitalización, padecer caídas y un mayor riesgo de muerte”.

Programa SALUDHABLE

El programa pone el foco en la divulgación de las causas, el diagnóstico y los tratamientos o soluciones de la DRE.

En cuanto a las causas, desde el Instituto Danone explican que se deben fundamentalmente a una escasa ingesta de nutrientes (hiporexia o trastornos digestivos), a un mayor gasto de nutrientes que no se cubren con las ingestas habituales y, también, por factores dependientes de los profesionales e instituciones sociosanitarias, como el ayuno por analíticas, pruebas radiológicas, etc.

En este sentido, el estudio “Concienciación, conocimientos y formación sobre nutrición en personas mayores en médicos de Atención Primaria”, elaborado por la SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria) y el Instituto Danone, sostiene que “el 89,2% de los médicos de Atención Primaria está de acuerdo en la necesidad de realizar una valoración nutricional en pacientes mayores”; sin embargo, los profesionales creen que deberían estar mejor preparados. Tal y como señala este informe, “dos de cada tres encuestados consideran deficiente la formación recibida en nutrición y/o fragilidad durante su curso de pregrado o formación médica continuada, principalmente el uso de herramientas de cribado y herramientas diagnósticas”.

Al margen de las consecuencias evidentes relacionadas, existen algunas menos visibles, pero igual de importantes. Destacan el impacto negativo en la calidad de vida del paciente (retrasa la cicatrización de las heridas y la recuperación de las fracturas, mayor prevalencia de las infecciones, peor tolerancia a los tratamientos oncológicos), así como para el sistema sanitario, ya que prolonga la estancia hospitalaria y el consumo de recursos.

En cuanto al diagnóstico, el programa SALUDHABLE imparte una serie de puntos que ayudan a los profesionales de la salud, y a los propios pacientes, a establecer unas pautas que ayudan a determinar si las dolencias de éstos se deben o no a la DRE. Existen indicadores notables de la afección que produce la DRE, como la pérdida de peso involuntaria o una bajada en el IMC, cargas inflamatorias o la disminución de ingesta de alimentos.

Desde el Instituto Danone recomiendan herramientas de diagnóstico referentes a la masa muscular, como puede ser la bioimpedancia, ecografías musculares, etc.

La vertiente muscular es protagonista en este programa, puesto que está directamente relacionada con la propia desnutrición y, además, tiene propiedades mecánicas y efectos metabólicos; de ahí que una ingesta adecuada, acompañada de ejercicio físico, sea crucial a la hora de prevenir la DRE y, así, evitar la pérdida de masa muscular.

En cuanto al tratamiento, desde el programa SALUDHABLE se recomienda una alimentación saludable y equilibrada adaptada en cada etapa de la vida, con especial consideración a los requerimientos proteicos. Los pacientes con DRE precisan tratamientos multicomponentes integrados por terapia médica nutricional (consejos dietéticos, suplementos nutricionales orales, nutrición enteral o nutrición parenteral) y la práctica de ejercicio físico de resistencia, fuerza y equilibrio de forma regular.

Por último, a la pregunta de si el tratamiento nutricional es coste efectivo y tiene impacto en la salud, la respuesta es clara: sí, los análisis de coste-efectividad lo han demostrado y los estudios EFFORT y NOURISH confirman que el tratamiento médico nutricional reduce costes y mejora los resultados.

Etiquetas: