Menu
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram

La emancipación juvenil, uno de problemas sociales más enquistados en Europa que desoyen los políticos

31 enero, 2024 - Noticias
La emancipación juvenil, uno de problemas sociales más enquistados en Europa que desoyen los políticos

El salario medio de los jóvenes en España se establece en los 13.079,19 euros netos al año y el alquiler medio de una vivienda se encuentra  en 912 euros al mes. Esto implica que un joven debería destinar de manera íntegra el 83,7% de su sueldo anual para pagar el alquiler de su piso, algo que resulta inasumible si el gasto se afronta sin ayuda de ningún tipo. Los jóvenes españoles ven en el alquiler una salida a pesar de que los precios son muy elevados en comparación a los salarios. La edad media entre los jóvenes de la compra de una vivienda en España se encuentra en los 41 años y la mitad de ellos se encuentra en un nivel socioeconómico alto o medio, un 23% en la clase media y un 26% en un estrato medio bajo. 

El incremento del precio medio de la compra de vivienda es uno de los factores que frena a los jóvenes a la hora de tomar la decisión aunque no la única. La entrada media de una vivienda se establecía a finales de 2022 en casi 50.000 euros, casi 4 años de sueldo  dedicados por completo a abordar este gasto. Las personas jóvenes con trabajo que acceden a una hipoteca, el importe medio de la primera mensualidad era de 661,33 euros, lo que implica un 60,7% del salario. El mercado del alquiler no es que plantee una solución mejor. Ante la imposibilidad de alquilar en solitario, los jóvenes se ven obligados a alquilar la vivienda por habitaciones. El alquiler medio por habitación a finales del 2022 se sitúa en los 282, 19 euros (25,9%) del salario, un porcentaje que está cerca de la recomendación que hacen los expertos que no se debería sobrepasar ni destinar al concepto de vivienda. 

Sonia Bentué, Country Manager de Unlatch en España afirma que:  “el problema de la emancipación de los jóvenes es un problema social derivado del económico y al que los políticos no están atendiendo”. Aborda este asunto más como un problema que se repite en toda Europa y con la experiencia de trabajar en una compañía que opera en España, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo, Francia y Portugal considera que la emancipación juvenil es un problema enquistado aunque Bentué discierne en que afecta a todos los países europeos, pero no en la misma medida.

Bentué expone que en “países como Francia, Alemania, Reino Unido, también sufren los problemas de vivienda entre los jóvenes. Francia enfrenta problemas similares en materia de vivienda para jóvenes. El precio del alquiler de viviendas es cada vez mayor, y la falta de oferta y la subida de precios suponen un serio problema. En Reino Unido, la vivienda en propiedad está experimentando cambios, donde un 26% de los jóvenes de entre 20 y 34 años vive en la casa de sus padres, haciendo notable la dificultad para acceder a viviendas propias. En Alemania, los problemas de vivienda para jóvenes también son significativos, decenas de miles de estudiantes alemanes no han podido encontrar alojamiento para el inicio del nuevo semestre académico, lo que indica una escasez de viviendas adecuadas para los jóvenes. Además, un 40,5% de los alemanes «apenas» consigue hacer frente a los costes de la vivienda”, expone la Country Manager de la firma en España. 

Lo cierto es que el problema no parece tener solución a corto plazo y los datos tampoco se muestran positivos para los meses venideros, al menos así lo expone Bentué: “con los datos actuales nada hacer pensar en que esta situación vaya a encontrar solución a corto plazo. El Gobierno va buscando y poniendo pequeños parches pero el problema requiere de una solución mucho más reflexionada y global”, sentencia la Country Manager de Unlatch. A lo largo de los años se han implementado políticas y programas para mejorar el acceso a la vivienda, como resultado de ello la construcción de vivienda social y la regulación para proteger tanto a inquilinos como a compradores pero Bentué recalca que en general han sido “medidas siempre insuficientes que han convertido el acceso a la vivienda  en un auténtico desafío”.